MisterWood

EspañolEnglish
Preguntas frecuentes

SI NO ESCUENTRA SU RESPUESTA NO DUDE EN PONERSE EN CONTACTO CON NOSOTROS

PERMISOS Y LICENCIAS

 
¿Es necesario solicitar permiso municipal para construir una vivienda prefabricada de madera?
Sí es necesario solicitar licencia de obras mayores en nuestro ayuntamiento y cumplir con todos los requisitos legales y normativas urbanísticas como cualquier otra vivienda, sea del material que sea.
 
¿Se precisan planos de arquitecto para edificar casas de madera?
Sí, es necesario para solicitar la licencia de obras, así como el arquitecto técnico o aparejador. Normalmente esta información, al tratarse de casas prefabricadas, es proporcionada por el fabricante. Con el certificado de final de obra del arquitecto, el cliente obtendrá la cédula de habitabilidad y los boletines para los suministros de agua, luz y gas, y podrá realizar la declaración de obra nueva y obtener la licencia de primera ocupación para la vivienda por parte del Ayuntamiento, de tal forma que esta edificación podrá ser escritura y registrada en el registro de la propiedad. Así mismo podrá realizarse el empadronamiento.

 

Instalaciones eléctricas
Las instalaciones eléctricas se realizan cumpliendo la normativa vigente en todos sus extremos, los cables van colocados a través del interior de los troncos, suelos y techos, ocultos cuando sea posible en los rodapiés y embellecedores. Realiza la instalación se entrega el Boletín correspondiente, preceptivo para solicitar el suministro a la compañía.
 

TIPOS DE TERRENO Y SUELOS

 
Con el fin de preservar los espacios naturales y/o de especial interés, el territorio se encuentra sujeto a diferentes normativas cuyo objetivo final es conservarlo en su estado natural. Existen diferentes figuras de protección del territorio establecidas a nivel autonómico, nacional, comunitario e incluso internacional.
Aún en el caso de que el territorio no esté sometido a las restricciones anteriores puede tener ciertas limitaciones como puede ser la proximidad a una carretera, a una cuenca hidráulica…
Para la construcción de una vivienda es necesario contar con un mínimo de servicios y suministros; accesos, agua, luz y desagües de las aguas residuales.
De una manera resumida, y partiendo de que el terreno no se encuentre protegido bajo ninguna figura, existen dos tipos fundamentales; urbano y rústico.
 
Suelo urbano:
Suelo urbano es aquel que cuenta con todos los servicios y suministros, estando permitido construir con las solas limitaciones que imponen las normativas urbanísticas por el cual se rige. Si cumplimos estas normas podemos construir sobre el mismo.
 
Suelo rústico:
En principio sobre suelo rústico no está permitido construir. Existen diferentes normativas sobre el mismo y en algunos casos muy concretos si es posible edificar.
Normalmente las exigencias que rigen sobre el mismo son similares al suelo urbano, pero además el municipio impone otra serie de condiciones como pueden ser: dimensiones mínimas del terreno, dar solución a los accesos, acometidas de agua luz y desagües, tratamiento de aguas residuales u otras como que se trate de edificios necesarios para una actividad económica o de otro tipo.
En cualquier caso tenemos que tener claro que una vivienda de madera necesita los mismos permisos que las que se construyen con cualquier otro material, todo tipo de construcción necesita los preceptivos permisos.   
No seguir estas pautas puede acarrear serios problemas económicos e incluso de otra índole.

 

TIPO DE BIENES


Bienes muebles:
Por motivos difíciles de comprender existe una gran confusión y se relaciona las casas de madera con «casas» móviles (Bienes muebles).
Una construcción móvil puede estar fabricada de cualquier material, incluso para ser móvil quizás la madera no es el material más adecuado.
Una «casa» móvil de madera o de cualquier otro material y fabricada siguiendo un proceso de modelos estándar, difícilmente puede cumplir las infinitas variantes en los criterios urbanísticos aplicables en cada zona.
El origen de los llamados «móvil home» es el ser arrastrados por un coche y depositados en un camping o lugar donde pueda recibir los servicios y suministros mínimos de habitabilidad.
Si pretendemos tener una casa móvil para ser utilizada como vivienda habitual, estará sometida a los mismos criterios de habitabilidad, cumplimiento de la norma urbanística, permisos, proyectos y licencias que cualquier otra construcción.
Las «casas» móviles son por definición «bienes muebles», no anclados al suelo, no son susceptibles de inscribirse en el Registro de la Propiedad (pueden tener acceso a otro tipo de Registros Especiales de bienes muebles) y no tienen acceso a créditos hipotecarios (las entidades financieras suelen ser reacias a este tipo conceder créditos a este tipo de bienes) y necesitan en todos los casos las preceptivas licencias municipales para ser instaladas y habitadas.
Legislación aplicable: No existe una legislación específica aplicable a estas construcciones al menos en lo referente a viviendas, en todo caso si se fabrican y se instalan como tales, han de cumplir los mismos requisitos que cualquier otra vivienda ya sea esta de madera o no.     
 
Bienes inmuebles:
Un bien inmueble es todo tipo de construcción fija, anclada al suelo, no desmontable ni transportable. Puede tener distintos usos, desde una vivienda a una fábrica, y en su construcción se han seguido las normativas urbanísticas aplicables en cada momento y de acuerdo al uso para el que se construyeron.
Los bienes inmuebles figuran inscritos en el Registro de la Propiedad y son susceptibles de acceder a créditos hipotecarios.
Legislación aplicable: La misma que a cualquier otro tipo de construcción.
Tenemos un servicio de arquitectura integral. Diseñamos lo que nos pide el cliente, además, realizamos el proyecto básico y de ejecución de la vivienda y la dirección de obra.

 

CIMENTACIÓN

 
¿Cuánto vale una base de hormigón o garaje? ¿Precisan estas casas cimientos?
Nuestras viviendas precisan cimientos. El precio de la base o garaje estará en función de la inclinación del terreno, así como de las características de éste (profundidad a la que es adecuado realizar una cimentación en ese terreno, para que sea una cimentación estable). En el cálculo del precio de la base de hormigón entran, en ocasiones, otros elementos, tales como muros de contención de tierras, etc. Debido a todas estas variantes nos es imposible facilitar al cliente un precio exacto de la base. Este se podrá calcular con exactitud una vez que nuestros arquitectos diseñen y definan la base o garaje adecuado para cada terreno, para ello precisan el estudio geotécnico y topográfico con uno saben a que profundidad deben ir los cimientos y con el otro cuanto movimiento de tierra o tipo de muro se debe realizar para nivelar la casa, por ello son necesarios ambos y sin estos estudios es imposible calcular. En todo caso, el cliente siempre tiene la opción de ejecutar la base por medio de algún albañil que conozca, siguiendo los planos de nuestros arquitectos. ¿Cuánto cuesta el permiso municipal de obras?

 

Las condiciones del terreno nos marcan el tipo de cimentación que debemos poner y sobre la que se construirá y asentará la casa de madera. En función de sus características puede ser conveniente una u otra solución y siempre estará supeditado al Proyecto del Arquitecto.
 
Terrenos llanos. En este tipo de terreno podemos construir tres clases de cimentación en relación con nuestras preferencias.
    1. Sobre zapatas corridas realizadas bajo las paredes de carga de la casa de Madera. (Adecuada si el suelo de la casa es con tarima de madera.
    2. Sobre pilares ó columnas. Estas se colocan en los puntos de carga de la casa de madera. (Adecuada igualmente si el suelo de la casa es de madera).
    3. Sobre plataforma de hormigón. En este caso se podrá poner suelo de madera ó de gres u otro material indistintamente. (Por ello, resultara más económico poner el suelo de gres ó materiales similares).
Terrenos con ligera inclinación. En muchas ocasiones el terreno tiene una ligera pendiente, no tan grande como para hacer una planta de obra tradicional para garaje u otros usos, pero sí susceptible de aprovechar una parte.
    1. Sobre zapatas, igual que en terrenos llanos.
    2. Sobre pilares o columnas, igual que en los terrenos llanos.
    3. Sobre plataforma de hormigón, total o parcial en función a los aprovechamientos que se deseen en el sótano.
Terrenos con mucha inclinación. Nos encontramos habitualmente con terrenos que tienen inclinaciones muy pronunciadas, en muchos de estos casos resulta recomendable construir la primera planta de obra tradicional, es decir construir toda la cimentación y las paredes de la planta baja. Una vez hecho esto tenemos dos opciones:
    1. Construir también la plataforma donde se asentará la casa en hormigón. (Será lo más recomendable si el suelo de la casa de madera va a ser de materiales tradicionales). También el suelo puede ser de tarima de madera.
    2. Construir la casa de madera sobre las paredes de obra, de forma que el suelo de la casa de madera sea el techo de la planta sótano ó garaje. (En este caso el suelo ha de ser siempre de madera). Si la casa lleva porche, el suelo sobre el que se apoya la madera ha de ser de hormigón para que no pase agua. En todos los casos, y una vez conocido el tipo de cimentación elegido, se facilita al cliente y/o a sus técnicos los planos necesarios para la construcción, en cuyos planos figuran los puntos de apoyo necesarios.

CONSERVACIÓN Y MANTENIMIENTO

 
¿Las edificaciones de madera son vulnerables ante el ataque de hongos, termitas u otros insectos?
Toda la madera que empleamos en la construcción de nuestras viviendas la tratamos en fábrica por inmersión en balsas con productos respetuosos con el medio ambiente. Dicho producto impregna la madera en profundidad con funciones fungicidas (contra hongos), insecticidas (contra xilófagos de la madera como: carcoma, termita, etc.), así como hidrófugo (repelente del agua y humedad).
Otro detalle muy importante para no tener problemas con nuestra madera es que la misma, previamente al tratamiento antes mencionado, la introducimos en cámaras de secado hasta que la madera alcanza un grado de humedad entre un 14 a un 16 %. La madera por debajo del 19% de humedad es prácticamente inmune a los ataques de insectos xilófagos (carcoma, termita, etc.) y hongos.
Finalmente tenemos mucha precaución de que todos los elementos de madera estén ligeramente elevados del suelo y con protección contra la humedad ya sea con butilo o papel asfáltico.
 
Pinturas y barnices
Lógicamente la madera se puede barnizar o pintar en la forma en la que se considere oportuno, en cualquier caso, es importante tener presente que una vez pintada será muy difícil volverla al estado original y que es imprescindible utilizar pinturas que garanticen la respiración de la madera.
En nuestra opinión es más conveniente barnizar. Los barnices que se utilizan en la actualidad son de poro abierto, también llamados «Lasures» o «barnices al agua», estos barnices existen en una amplia gama de colores, son de fácil aplicación, no se levantan por capas y no es necesario lijar para aplicar nuevamente por lo que no supone grandes costes ni económicos ni de tiempo. El barniz exterior de una casa tiene un comportamiento distinto en función de la radiación solar a la que esté sometida y del color que se aplique. Así, la cara sur es la que más radiación recibe y su duración mínima va de tres a cuatro años después de la primera aplicación, las aplicaciones posteriores van alargando estos plazos llegando a periodos de siete a diez años.
Todos nuestros productos llevan un tratamiento de tres capas:
    • Protección 1ª capa: Imprimación interior / exterior inmunizante, biocida y fungicida
    • Protección 2ª capa: Pintura color según gama, de lasur a poro abierto en fachada, ventanas y puerta exterior.
    • Protección 3ª capa: Tratamiento incoloro de lasur a poro abierto con ultra filtros solares en fachada, ventanas y puerta exterior.
 
¿No es verdad que las casas de madera son más susceptibles de sufrir un incendio?
Uno de los factores que provoca más rechazo hacia la construcción en madera en España es su supuesta facilidad de combustión. Sin embargo, el comportamiento de una vivienda de madera ante un incendio es mejor que otras construcciones con otro tipo de materiales. Una estructura metálica puede derrumbarse al poco tiempo de comenzar un incendio debido a las grandes deformaciones que se producen en los elementos metálicos y a su pérdida de resistencia. Por su parte, la construcción en hormigón puede llegar a ser inhabitable dependiendo del alcance del fuego y, aunque la estructura siga en pie, en muchas ocasiones no queda más remedio que derribarla.
Una casa de estructura de madera se protege gracias al conjunto de capas que configuran el muro y que aumentan su resistencia y estabilidad ante el fuego. Los materiales que se utilizan como revestimiento y aislamiento pueden contribuir a retardar la acción del fuego también. En todo caso, es más sencillo reparar los daños ocasionados en una vivienda de madera que en una tradicional, ya que muchas veces bastaría con cambiar la tablilla interior (hay que tener en cuenta que la mayoría de los incendios se originan en el interior por descuidos, como que arda una cortina, un sofá, un cruce eléctrico, etc). Ningún tipo de construcción es ignífuga; todas arden ante el fuego.
 
¿Tienen las casas de madera un ciclo vital más corto que el resto? ¿Cuánto pueden durar?
Nuestras viviendas de madera se construyen con troncos de crecimiento muy lento, lo que da lugar a la formación de una madera compacta, de extremada dureza y suma resistencia.
Por otra parte, el hecho de que toda madera dedicada a la construcción sea hoy en día previamente tratada con preparados contra la humedad y los parásitos y con productos protectores solares, garantiza una larga vida a este tipo de construcción, que en estas condiciones puede sobrevivir a lo largo de varias generaciones sin grandes deterioros, sólo con un buen mantenimiento.
 
¿Necesitan este tipo de casas mucho mantenimiento?
Las casas de madera necesitan estar protegidas contra los rayos UVA solares con barnices o lasures adecuados. Si se les aplica un barniz de poro abierto que permita su transpiración cada 5 – 6 años aproximadamente, su conservación exterior será óptima y los efectos del sol, inapreciables, como demuestra una larga tradición de casas de madera en zonas de sol y de altas temperaturas.
 
¿Son las casas de madera recomendables para los climas húmedos?
La humedad ambiental o la lluvia dañan poco la madera tratada con productos hidrófugos (repelentes al agua). Al construir las casas, la base de hormigón, las columnas y las plataformas son aislados con una capa de tela asfáltica, para evitar el paso de la humedad permanente. Construcciones en Galicia, Asturias, Cantabria y zonas de nieve avalan esta afirmación.
 
Mantenimiento de exteriores
Los barnices que se utilizan en la actualidad son de poro abierto, también llamados «Lasures» o «barnices al agua», estos barnices son de fácil aplicación, no se levantan por capas y no es necesario lijar para aplicar nuevamente por lo que no supone grandes costes ni económicos ni de tiempo, El barniz exterior de una casa tiene un comportamiento distinto en función de la radiación solar a la que esté sometida y del color que se aplique. Así, la cara sur es la que más radiación recibe y su duración mínima va de tres a cuatro años después de la primera aplicación, las aplicaciones posteriores van alargando estos plazos llegando a periodos de siete a diez años.
En cualquier caso, no es necesario aplicarlo a toda la construcción, solo en aquellas zonas que reciban más sol y su aplicación es sencilla.
 
Mantenimiento de interiores
Una casa de madera tiene un mantenimiento interior prácticamente inexistente, en su caso este mantenimiento se limita a los suelos y no es superior al que puede tener un parqué en una casa tradicional. Pintar el interior de una casa de obra tradicional es necesario, costoso y engorroso así mismo es necesario hacerlo cada cierto tiempo, lo que en una casa de madera no es necesario.
El comportamiento de las tarimas, como el del resto de la madera de la casa en general, está básicamente afectado por los cambios de humedad ambiental y de temperatura. Absolutamente todas las tarimas tienen variaciones de volumen y tamaño; mantener la humedad ambiental entre 40 y 60 % así como la temperatura entre 18 y 24º es la mejor garantía para evitar las variaciones en la misma, si no es así, se producirán ranuras entre las tarimas que, si bien no tienen ninguna repercusión técnica o de duración, sí afectan a su estética.
 
Algunos consejos prácticos:
Evitar la exposición al sol de las tarimas a través de las ventanas.
Utilizar siempre humidificadores para mantener la humedad ambiental, su salud se lo agradecerá.
Utilice poca agua para su limpieza.
Elimine rápidamente las manchas que se produzcan.
Utilice fieltro debajo de los muebles, felpudos en la entrada y en zonas de mayor tráfico.
No entre con calzado mojado.
Comportamiento térmico (frío/calor)
Existe la creencia de que las casas de madera son «calientes» y también que son «frías», la realidad es muy diferente: las casas de madera no son ni «frías» ni «calientes»; son cálidas y aislantes con un excelente comportamiento térmico.
La madera es un mal conductor tanto del frío como del calor, esto hace que no transmitan ni el frío ni el calor a su interior y si lo hacen es de forma muy inferior a la mayoría de los materiales utilizados en construcción.
Un ejemplo es, la utilización de la madera en las saunas; al tener la madera una mínima conductividad y poco poder de acumulación, puede estar la temperatura de la sauna a cerca de cien grados centígrados y sin embargo se puede tocar la madera sin quemarse. El mismo comportamiento lo tiene lógicamente con el frío. El gasto energético de una vivienda de madera derivado de la calefacción ó el aire acondicionado es un 50% menor que el de una casa tradicional.
 
Comportamiento ante los rayos solares
Las casas de madera se han construido habitualmente en zonas de sol y alta temperatura como Australia y EE.UU. sin sufrir deterioro si están debidamente protegidas. Para proteger una casa de madera de los rayos solares es necesario que esta se encuentre protegida por pinturas y/o barnices adecuados. En España, se adaptan perfectamente incluso en condiciones extremas de poca humedad, radiación solar y altas temperaturas con una excelente respuesta.
Lo más recomendable es el barniz ya que éste permite la transpiración de la madera. Los barnices que se utilizan en las casas de troncos son una barrera absolutamente eficaz para bloquear los rayos UVA responsables de la degradación de la madera.
Una casa barnizada ofrece plena garantía de durabilidad y conservación de la madera.
Recientemente, existe una tendencia a no barnizar la madera y dejar que ésta envejezca de manera natural, en nuestra opinión esta opción no está suficientemente verificada en nuestras condiciones climáticas (al menos en los exteriores). Por otro lado, no cumpliría la normativa de construcción en los aspectos referentes a los tratamientos preventivos contra incendios y los anti xilófagos.
Nuestra experiencia en las construcciones realizadas por todo el territorio nacional no se ha detectado el más mínimo problema; construcciones realizadas en climas tan extremos como en Almería, Galicia o Albacete así lo demuestran.
 
Comportamiento ante la lluvia
La lluvia no perjudica a las casas de madera, incluso podemos decir que la beneficia. La precaución básica que es imprescindible mantener en toda circunstancia es aislar la madera de cualquier contacto directo y permanente con la humedad.
 
Comportamiento ante el fuego
Una estructura, casa…etc., ha de cumplir la N.B.E (Normas Básicas de la Edificación) en cuanto a resistencia al fuego que, por supuesto, estas construcciones cumplen sobradamente, de hecho, los valores son 4 veces los establecidos en la normativa de referencia.
En un incendio, además de la combustión, existen otros peligros mucho más importantes, como son los derivados del humo tóxico que provoca la combustión de productos químicos o sintéticos. La madera, como producto natural, garantiza un inmejorable y más seguro comportamiento en este sentido.          En la actualidad, los tejados de grandes instalaciones públicas, tales como polideportivos, etc.…, se construyen con vigas de madera laminada; su comportamiento en caso de incendio permite disponer de mayor tiempo para su desalojo y, por tanto, ofrece más seguridad, incluso que el acero o el hierro.
 
Durabilidad
Otra creencia muy extendida, al menos una duda que se plantea en muchas ocasiones es la duración que puede tener una casa de madera.
Existen construcciones en madera conservadas durante siglos, por ejemplo, la catedral de Oslo, podemos encontrar pueblos enteros en los países escandinavos con varios siglos de antigüedad, lo mismo podemos decir de muchas construcciones en el centro de Europa.
En España existen casas construidas por los ingleses en Huelva con más de ciento diez años de antigüedad. Otro ejemplo en España es mirar las vigas de cualquier cortijo o casa antigua en cualquier parte de la geografía nacional.
 
Protección en las zonas húmedas, cocina y baño
En función de la intensidad de uso al que estén sometidas estas zonas, es recomendable poner ciertas protecciones en el baño y ocasionalmente en la cocina.
En los baños es suficiente con que se protejan las paredes (normalmente dos en la zona de bañera ó ducha). Para hacerlo, se colocan dos paneles superpuestos a las paredes permitiendo, en dicha colocación, las dilataciones y los asentamientos. Sobre estos paneles se puede colocar gres, baldosines o materiales similares.
En la zona húmeda de la cocina también es posible instalar un sistema similar, no obstante, resulta más útil instalarlo conjuntamente con la instalación del mobiliario de cocina.
 
Recubrir las paredes de piedra u otros materiales
Las zonas húmedas de la casa deben de ir protegidas convenientemente para evitar problemas en la madera.
En ocasiones los clientes quieren cubrir ciertas paredes pensando que la madera puede cansarles; no es así, al menos no tenemos conocimiento de quejas en este sentido por parte de nuestros clientes. En cualquier caso, si es posible colocar materiales susceptibles de ser pintados o en definitiva dar otra sensación decorativa. Es más, en las casas en la que es necesario poner aislamiento suplementario o trasdosado y éste se pone por el interior de los troncos, resulta más fácil debido al sistema constructivo necesario para poner dicho aislamiento.
 
Exteriores
Es perfectamente factible recubrir el exterior de otros materiales, es decir cubrir los muros de madera con piedra u otros materiales.
Actualmente y debido a la entrada en vigor del CTE, resulta sencillo si se coloca el aislamiento o trasdosado por la parte exterior.
La legislación urbanística en algunos municipios obliga a que la parte exterior de las casas sea de materiales tradicionales como puede ser la piedra, y en estos casos es imprescindible colocar el trasdosado por el exterior y la piedra sobre el trasdosado.
 
Suelos de gres u otros materiales
En la planta alta y salvo realizar modificaciones muy costosas no es posible ni recomendable poner suelos de gres o materiales semejantes.
Se pueden poner este tipo de suelos siempre que la casa se asiente sobre una plataforma de hormigón o sobre una planta de obra tradicional. En estos casos se puede poner total o parcialmente.
Es recomendable poner este tipo de suelos en la planta baja en las ocasiones en que se prevea un uso intensivo y/o poco cuidadoso, e incluso puede resultar más económico.
(En algunos casos, la elección de estos tipos de barniz tiene un costo adicional en mano de obra y en el precio del producto).
 
¿Qué tipo de calefacción elegir para una vivienda de madera o de entramado ligero?
Es posible instalar cualquier tipo: Caldera con radiadores, estufas de pellets, suelos radiantes, bombas de calor con aire acondicionado, etc.
La  primera consideración que debemos saber antes de elegir qué tipo de calefacción elegiremos es tener en cuenta que el grado de aislamiento térmico de nuestras viviendas es muy superior a la de una casa tradicional de obra, esto quiere decir que las necesidades de calefacción en muchos casos será la mitad de la obra tradicional pues el calor no se pierde rápidamente, por tanto podemos buscar una inversión acorde a nuestras necesidades.
En nuestra opinión en zonas no excesivamente frías y calurosas en veranos (-5º hasta 40º) recomendamos las bombas de calor con aire acondicionado, ya que funcionan tanto para calor como para el frío y las máquinas gastan poca energía eléctrica en comparación con el frio o calor que producen.

 

GARANTÍA

 

¿Qué garantía tiene una casa de madera?
Como cualquier otro tipo de construcción, las casas de madera del tipo vivienda tienen, por Ley, una garantía de 10 años de duración. Si no le ofrecen estas garantía no son viviendas son bungalow, cabañas, refugios, casetas, barracas bien hechas, etc.
 
Seguro Decenal
Se trata de un seguro que se exige en la Ley de Ordenación de la Edificación (LOE) a los promotores para garantizar principalmente los elementos estructurales de las casas. No es necesario para los auto promotores de su propia vivienda.
Es necesario que lo tenga la vivienda si el comprador compra una casa construida por una empresa promotora, es decir cuando se compra una casa con terreno incluido en una promoción realizada con fines de vender a clientes particulares.
En cualquier caso los chalet o casas de madera pueden obtener el Seguro Decenal.
 
Seguro del hogar
(Continente, contenido, incendio, robo). Si bien algunas compañías aseguradoras han puesto problemas a la hora de hacer estos seguros, en la actualidad no existe problema para concertar estas pólizas.
Los problemas que han existido han sido una vez más producto de la desinformación y falta de conocimiento de las construcciones en madera (de nuevo, confusión vivienda de madera – casa móvil – bien mueble – bien inmueble (más información en el apartado, bienes muebles/bienes inmuebles).
 

 

Nosotros te llamamos

Rellena este formulario y te llamaremos lo antes posible.